El modelo francés se puede escoger entre dos motores de gasolina y cuatro de ciclo diésel, todos turboalimentados. Los primeros son dos bloques de 1,3 y 1,8 litros, que entregan 160 y 225 CV, respectivamente. 

En cuanto a las mecánicas de gasóleo, se dividen en dos cilindradas, 1,7 y 2,0 litros, con 120 y 150 CV, asociados a una caja manual de seis velocidades.