Con permiso del resto, este es el modelo más increíble hecho con piezas de Lego. Se trata del hiperdeportivo Chiron, que estuvo presente en el último salón de París.

Más allá de todos los detalles que atesora el coche, los más de un millón de bloques utilizados y las 13.450 horas de trabajo requeridas, lo  realmente sorprendente es que tiene 2.304 motores eléctricos, que desarrollan 5,3 CV y permiten mover esta creación a 20 km/h.