Continuamos la clasificación en la categoría de los peores fabricantes y nos encontramos con Porsche.

Con una autonomía media de 70,2 kilómetros, la firma germana es uno de los 'estudiantes' que necesita mejorar sus notas.