Toyota se convirtió, después de Nissan, en el segundo fabricante japonés en instalarse en Gran Bretaña, concretamente en Burnaston, desde 1992.

Si el Yaris se produce en Francia, el compacto de la marca, el nuevo Corolla, sale de las líneas de producción inglesas, al igual que el Avensis, que ha dejado de comercializarse en Europa hace pocos meses.

Vehículos producidos: Toyota Corolla y Avensis