El SUV norteamericano monta el propulsor turboalimentado de gasolina, 1.4 MultiAir 2, con 170 CV de potencia, asociado a una transmisión automática mediante convertidor de par, de nueve velocidades.

Los malhechores no podrán huir ni siquiera fuera del asfalto, gracias al sistema de tracción total Active Drive y al control dinámico de la conducción Selec Terrain.