El SUV urbano francés recurre a un motor de 136 CV y a una batería con 50 kWh de capacidad. En ciclo WLTP, la autonomía homologada alcanza los 320 kilómetros.  

Los pedidos se iniciarán esta misma primavera, aunque las primeras unidades no llegarán hasta final de año.