Para celebrar el 50 aniversario del Porsche 917, el que probablemente sea el modelo de competición más icónico de la marca, Porsche ha optado por una doble vía.

Por un lado, ha restaurado el modelo original, que se presentó en el salón de Ginebra del año 1969. Por el otro, ha creado este increíble concept, que lucía el 917K del equipo Porsche Salzburg, que corrió en Le Mans en el año 1970. ¿Por qué ese coche? Muy sencillo, porque supuso la primera victoria del fabricante en la carrera francesa.