La verdad es que resulta muy difícil encontrar un deportivo puro con 570 CV que cueste menos de 110.000 euros. El modelo japonés monta un propulsor 3.8 V6, con dos turbocompresores, que entrega 570 CV a 6.800 rpm. La variante NISMO disfruta de 600 CV al mismo régimen y presume de acelerar de 0 a 100 en tan solo 2,8 segundos y de alcanzar los 315 km/h de velocidad punta.