¿Se habrá adquirido en Marbella? ¿En Madrid? ¿En Barcelona? Da igual, el poseedor se lo va a pasar de cine con este superdeportivo, que rivaliza directamente contra la nueva creación de Ferrari, el F8 Tributo. 

El nombre informa sobre la potencia, extraída de un motor 4.0 V8, biturbo, con el que el coche baja de los 3,0 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h. Desconocemos si el ejemplar adquirido corresponde a la carrocería cerrada o a la cabrio, conocida como Spider.