Así era el habitáculo de un coche de clase media en 1973, presidido por un naranja brillante que estaba de moda. No hacía falta ser un experto para reconocer la similitud entre el interior del Passat y el del Audi 80.

En los Estados Unidos, el primer Passat aterrizó en 1974 con el nombre de Volkswagen Dasher.