En la carrocería, el Corsa 'hereda' parte del código estético del antiguo OPC, lo que se traduce en detalles como paragolpes específicos, una gran toma de aire sobre el capó, pasos de rueda ensanchados, alerón trasero o unas llantas de aleación de 17 pulgadas. Eso sí, de manera opcional, se puede optar por unas de 18, que reciben el nombre de 'Diseño OPC'.

Frente al anterior OPC, solo cuenta con una salida de escape y las pinzas de freno son de color rojo, en lugar de azules.

Respecto a los colores exteriores, se puede escoger entre cinco opciones diferentes. Por supuesto, el logo GSi luce con orgullo en la zaga.