Otro modelo que alcanza los 300 CV es el 'felino' británico, dotado de un motor turboalimentado y tetracilíndrico de 2,0 litros. Esta mecánica trabaja junto a un cambio automático con convertidor de par, de nueve velocidades, y al sistema de tracción total AWD. 

Para hacerte con esta versión de altas prestaciones, debes desembolsar, como mínimo, 58.250 euros.