La actual generación del compacto alemán, un seguro de ventas para Opel, lleva en el mercado desde finales de 2015 y debería estrenar un restyling en el salón de Frankfurt, el próximo mes de septiembre.

Esta actualización no supondrá un cambio de plataforma, por lo que mantendrá la base de General Motors. A comienzos de la próxima década, la nueva entrega del Astra sí empleará una arquitectura del Grupo PSA, de tal manera que quedará enlazado al Peugeot 308.