Aunque al tenista mallorquín le asociamos rápidamente con KIA (tiene un Stinger, entre otros), lo cierto es que también posee otros vehículos más exclusivos. Entre ellos, un Aston Martin Vantage o un Ferrari 458 Italia.

El superdeportivo italiano monta un propulsor 4.5 V8, atmosférico, que entrega una potencia de 570 CV a 9.000 rpm. En apenas 3,4 segundos, es capaz de pasar de 0 a 100 km/h, así que estamos convencidos de que Nadal puede ir de una punta a otra de Mallorca en un santiamén...