Con tres campeonatos del mundo de constructores y dos de pilotos a sus espaldas, el Fiat 131 Abarth Rally fue el automóvil que jubiló al Lancia Stratos. Su versión de calle, impulsada por un propulsor de 2,0 litros y 140 CV, aceleraba de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y le permitía alcanzar los 190 km/h. Además, como puedes ver en la imagen, tenía una estética bastante agresiva.