Unos meses después de la llegada del Q8, Audi lanzará su segundo SUV de corte deportivo. Basado en el Q3, lucirá una zaga más pasional, para diferenciarse con claridad de su 'hermano'.

La gama estará compuesta por motores de gasolina TSI y de ciclo diésel TDI, con potencias que oscilarán entre los 150 y los 230 CV. Por supuesto, habrá versiones de tracción delantera y total quattro, así como caja manual de seis velocidades y automática de doble embrague S tronic. 

¿Conoceremos un RS Q4? No hay nada oficial, pero nos encantaría que llegase una variante con 400 CV...