Es casi imposible negar la belleza de este speedster de diseño clásico, sin techo, con configuración monoplaza y pintura plateada, mostrado durante el pasado mes de agosto.

Se desarrolló a partir de una nueva plataforma modular, que será la base para los futuros modelos electrificados de la marca, como el QX Inspiration.

Parece que podría haber sitio para un segundo ocupante, pero esa zona queda ocupada por una inmensa toma de aire, cuya función (suponemos) es refrigerar la unidad de potencia y la batería.