Con el el EP9, el fabricante chino NIO dio un golpe encima de la mesa, al conseguir el récord del circuito de Nürburgring para coches eléctricos. 

Un vistazo a sus datos técnicos deja claro que no es un coche de cara a la galería: cuatro motores, 1.360 CV de potencia, 1.480 Nm de par máximo, una aceleración de 0 a 100 en 2,7 segundos, una autonomía de 427 kilómetros... Dentro de poco, se producirá en pequeñas series.