Al igual que el SLS AMG Electric Drive, el Audi R8 e-tron ya es cosa del pasado. Y, al igual que su gran rival, tuvo una producción muy limitada, que no llegó a 100 unidades.

Este Audi R8 eléctrico estaba impulsado por dos motores, que desarrollaban 462 CV y 460 Nm de par máximo. Alcanzaba 100 km/h en 3,9 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h. Completamente cargada, la batería de 92 kWh ofrecía un alcance de 450 kilómetros.