La cuarta generación del Renault Mégane también se sitúa entre los compactos con un maletero más amplio, aunque seguido de cerca por modelos como el Volkswagen Golf o el SEAT León, ambos con 380 litros.

En cualquier caso, los 384 litros están por encima de la media y, bajo el piso, cuenta con hueco suficiente para albergar una rueda de repuesto de tamaño normal. Los respaldos traseros también se pueden abatir, aunque no queda una superficie de carga plana.