El BMW Z4 M Coupé utilizado en 2007 es, sin duda, uno de los safety car más especiales de la firma bávara de todos los tiempos. Compartía motor con el M3 E46, un bloque de seis cilindros con 3,2 litros de cilindrada, 343 CV y 365 Nm de par máximo. Un motor que estiraba hasta las 7.900 rpm, emitiendo un sonido metálico y muy agudo. La velocidad máxima estaba limitada electrónicamente a 250 km/h y aceleraba de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos.