En 2011, el BMW Serie 1 M Coupé fue elegido como el coche de seguridad para la clase reina de MotoGP. Es un modelo único que se distingue por la librea que incorpora los tres colores de la división M de BMW. Bajo el capó, nos encontramos el mismo motor que en los modelos de calle, es decir, un bloque de seis cilindros en línea turboalimentado, con 3,0 litros de cilindrada y 340 CV de potencia.

Respecto al modelo de serie, es más ligero gracias a los diferentes elementos de la carrocería confeccionados con fibra de carbono y unas tomas de admisión de mayor tamaño. También incorpora una enorme alerón ajustable y un sistema de escape de titanio, para llamar todavía más la atención.