En primera posición, aparece el hiperdeportivo más poderoso de la lista, gracias a sus 1.500 CV. Esta descomunal potencia le pondría en serios apuros en un rally de tierra, pero no me puedes negar que la recreación es espectacular. 

Al fin y al cabo, las llantas específicas y los faros auxiliares de Hella, inspirados en los de los vehículos de competición de los años 70, resultan muy atractivos. ¡Qué pena que nunca vayamos a ver algo así en la realidad!