Aunque todavía es pronto para saberlo, lo lógico es que el SEAT León 2019 disfrutara de motores de gasolina 1.0 y 1.5 TSI y propulsores turbodiésel 1.6 y 2.0 TDI, con potencias que se movieran entre los 95 y los 190 CV. 

Por supuesto, esperamos que exista la posibilidad de incluir la transmisión automática de doble embrague DSG y la tracción total 4Drive, en algunas versiones.