A la venta desde 1984, la berlina alemana empleaba el motor original del 190E, aunque convenientemente retocado por Cosworth, de tal forma que su potencia se incrementó a 185 CV a 6.200 rpm.   

Rival del Lancia Thema IE Turbo y del Audi 200 Quattro, la aguja de la instrumentación de este modelo podía señalar los 234 km/h. 

Por cierto, posteriormente, se desarrolló una variante 2.5-16, con una potencia de 204 CV. A partir de ella, el EVO II desarrollaba 235 CV.