Después del éxito de los dos primeros vídeos de Gymkhana, Ken Block y su equipo lanzaron este Ford Fiesta, de inspiración retro, repleto de mejoras.

Impulsado por un motor turboalimentado Duratec de 2,0 litros, el Fiesta se beneficia de 600 CV, así como de una caja de cambios secuencial de seis velocidades y un sistema de tracción total.

En los años siguientes, sus colores se modificaron en varias ocasiones, pero en 2015, antes del Monster Energy Dub Tour, el automóvil volvió a su aspecto original.