Actualmente, el híbrido más barato de nuestro mercado es un modelo con un largo recorrido: el Toyota Yaris 100H. Un vehículo con 101 CV de potencia, que declara un consumo medio de 3,3 litros cada 100 kilómetros. 

Si nos ceñimos a los 'microhíbridos', modelos con una unidad eléctrica que no es capaz de mover el coche por sí mismo, lo más económico sería optar por el Suzuki Baleno SHVS, por 15.255 euros.