Por norma general, los coches de propulsión trasera siempre suelen añadir un plus de diversión y emoción a la conducción. 

¿La manera más asequible de disfrutar de uno? Optando por el ligero y compacto Ranult Twingo, un modelo habilidoso en el ámbito urbano, que puede adquirirse por 11.747 euros.

¿Qué ofrece a cambio? Básicamente, el motor atmosférico de gasolina SCe, de 70 CV, y un habitáculo configurado para cuatro ocupantes.