Si quieres disfrutar de la conducción a cielo abierto, el 500C es la opción más asequible del mercado... aunque no sea un descapotable al 100%.

Eso sí, para tenerlo en consideración, valoramos el hecho de que la capota de lona se pliegue hasta detrás de las plazas posteriores, a diferencia de lo que sucede con el Citroën C1, el Peugeot 108 y el Toyota AYGO.

Volviendo al modelo italiano, a la venta desde 15.550 euros, cuenta con el motor 1.2 de 69 CV y el acabado Pop.