Desde luego, el interior experimenta un notable salto de calidad, dejando atrás el diseño espartano, y ya desfasado, de su antecesor. 

La instrumentación está formada por dos grandes esferas analógicas, muy legibles, mientras que en la consola central va instalada una pantalla táctil. Por su parte, los mandos de la climatización parecen muy intuitivos de utilizar. 

El Jimny da cabida a cuatro ocupantes. Como se puede apreciar en la imagen, en las plazas traseras hay anclajes ISOFIX para poder instalar sillas infantiles.