Seguro que la capacidad del maletero te ha convencido, ¿no es así? Normal, porque tienes espacio más que suficiente para el equipaje familiar... y para disfrutar de tus aficiones al aire libre. 

Además, la segunda fila de asientos se puede abatir, para poder ampliar aún más el volumen y poder introducir, sin problemas, objetos voluminosos, como un par de bicicletas. Como guinda al pastel, la zona de carga está bien rematada y dispone de un punto de luz. Si necesitas una tercera fila de asientos, se puede adquirir con sobrecoste.