¿Quién no recuerda a Fernando Alonso a los mandos de este coche en varios anuncios publicitarios? Esta versión monta un propulsor turboalimentado, de 2,0 litros de cilindrada y 225 CV, que se asocia exclusivamente a una caja manual de seis velocidades. 

En materia de prestaciones, logra 236 km/h de velocidad punta y alcanza los 100 km/h desde parado en 6,5 segundos.  

Los ejemplares 'avistados' más interesantes rondan los 100.000 kilómetros y están en el entorno de los 12.000 euros.