La gama Focus ofrecía dos deportivos de postín, a partir de un bloque de 2,5 litros y cinco cilindros en línea, de origen Volvo. En el caso del ST, desarrolla 225 CV, mientras que, en el RS, la cifra llega a los 305.

Si nos quedamos con la versión más 'racional', de tracción delantera y con caja manual de seis velocidades, acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y la aguja del velocímetro podía señalar 241 km/h.

En comparación con el S3 y el 130i, resulta más barato adquirir este modelo en la actualidad. Por menos de 10.000 euros, se venden unidades con 130.000 kilómetros, aproximadamente.