El modelo alemán, de propulsión trasera, con un motor de 3,0 litros y seis cilindros en línea de 258 CV, puede asociarse a un cambio manual o a otro con convertidor de par, ambos de seis velocidades. 

Con la primera transmisión, podía presumir de alcanzar los 250 km/h (velocidad máxima autolimitada) y de acelerar de 0 a 100 en 6,1 segundos. 

Si quieres uno, puedes encontrar ejemplares por 11.500 euros con 160.000 kilómetros, aproximadamente.