Varios elementos son los mismos que en el vehículo de serie, como las ópticas frontales, los espejos retrovisores y las llantas de aleación. Por su parte, los pilotos pertenecen al 599 GTB Fiorano.

Un modelo único, con un precio estimado entre los 3 y 4 millones de dólares (entre 2,5 y 3,4 millones de euros, al cambio).