'Escondido' en un rincón de Maranello, el Ferrari 812 Superfast continúa viendo como proliferan motores turboalimentados a su alrededor.

¿La respuesta de este elegante coupé? Un increíble propulsor 6.5 V12, de aspiración atmosférica, que alcanza los 800 CV de potencia y los 718 Nm de par máximo a 7.000 rpm.

Las prestaciones están fuera de toda duda: alcanza los 340 km/h y acelera de 0 a 100 en 2,9 segundos.