La variante de altas prestaciones del Volkswagen T-Roc llegará con un motor turboalimentado de gasolina, de 2,0 litros, con una potencia cercana a los 300 CV, combinado con el sistema de tracción total 4Motion. Parece que este Volkswagen podría presentarse a lo largo del próximo salón de Ginebra, en 2019.