En este prototipo, también del año 2017, el Titan se convirtió en un auténtico campamento intinerante para surferos.

De este modo, además de la carpa para descansar y un espacio para dejar las tablas, cuenta con una ducha de agua caliente (gracias a las placas solares).