Como bien puedes imaginar, la distancia de frenada se ha visto reducida, drásticamente, entrega tras entrega.