Porsche le dio un extra de picante al 997 Turbo al incorporar, por primera vez, la tecnología turbo de geometría variable.