En la actualidad, Porsche posee el 10% del fabricante de supercoches croata Rimac. Con esa idea en mente, las dos compañías podrían unirse para crear un superdeportivo totalmente eléctrico, empleando como base la tecnología del Taycan y el Concept_Two.

Nosotros lo imaginamos como un choque tecnológico de gigantes, con forma de coupé, 2.000 CV de potencia y menos de 2,0 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h.