En 2006 Ford encargó a Italdesign Giugiaro la creación de un concept car que anticipase como serían los Ford Mustang del futuro. Y el resultado, obra de Fabrizio Giugiaro, hijo del Girogetto, es el que ves en la imagen.

Para diseñarlo, se tomó como base el Ford Mustang de quinta generación, al que se introdujo un capó alargado y unos paragolpes más robustos. Las puertas de apertura vertical y el techo de cristal, fueron dos de sus elementos visuales más destacados... aunque también los menos realistas.

De puertas hacia dentro, contaba con un interior de inspiración retro, con grandes aireados circulares y una palanca de cambios en forma de T... aunque creemos que tapizar los asientos con piel de caballo, fue ir demasiado lejos. En cualquier caso, atendiendo estrictamente al diseño, este Ford Mustang merece estar en la lista.