Cuando apareció, en 2016, esta impresionante limusina de 6,50 metros de longitud tenía un precio de partida cercano a los 500.000 euros, sin embargo, era totalmente personalizable... hasta el punto de que las opciones podían costar más que el propio coche.

Ese es el caso de este Mercedes-Benz S600 Maybach Pullman equipa el paquete de limusina presidencial (aunque en el anuncio no lo menciona, probablemete esté blindado), una nevera con enfriador de champagne, un equipo de audio Dieter Burmester, portabanderas en las aletas delanteras... En definitiva, un coche digno de un jefe de estado. 

Mercedes-Maybach, más información: