El Porsche 911 Turbo estará disponible casi desde los primeros compases de la comercialización. Frente al resto de la gama, las modificaciones estéticas más desatacadas son unas vías más anchas (necesarias para asimilar la mayor potencia), así como unas nuevas tomas de aire en el frontal o el alerón trasero de mayores dimensiones. También se espera la aparición de un Porsche 911 Turbo Cabrio e, incluso, se especula que también podría ofrecerse esta versión asociada a la carrocería Targa.

Más superdeportivos en Motor1.com: