• Precio nuevo: 66.500 euros.
  • Precio de segunda mano: Desde 20.000 euros, pero casi imposible encontrar unidades en España.

Durante años, fue el coche familiar más rápido del mercado, con una velocidad máxima de 270 km/h. Lo conseguía gracias a que bajo el capó incorporaba un motor digno de un 'muscle-car': un propulsor V8, con 6,1 litros de cilindrada, que desarrollaba 410 CV… suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en solo 5,0 segundos. Contaba con un maletero de 630 litros de capacidad, que resultaba tan enorme como sus 14,0 litros cada 100 kilómetros de consumo en ciclo mixto.

Más coches familiares en Motor1.com: