Este VW Golf ha pasado por las manos del preparador Oettinger. Bajo el capó, se esconde un motor con 150 CV.