• Precio nuevo: 32.250 euros
  • Precio segunda mano: no hemos encontrado ninguna unidad

Tan solo se fabricaron 450 unidades de la versión más deportiva de la segunda generación del Renault Mégane y del que, para muchos, es el compacto más radical de Renault. De ahí, que sea un modelo llamado a revalorizarse.

La receta para construirlo fue bastante sencilla: partir del Renault Mégane F1 Team R26 y eliminar todo lo innecesario, para aligerar 123 kilos.

Si te preguntas que es lo innecesario, te diremos que son los asientos traseros, los airbags (solo conserva el del conductor y el acompañante), el limpiaparabrisas trasero y la radio. Por otro lado, también se introdujeron un capó de fibra de carbono, unos asientos tipo baquet y unos arneses de seguridad con seis puntos de anclaje.

Más allá de su motor turboalimentado de 230 CV, lo que verdaderamente marcaba su caracter eran unas suspensiones rebajadas, un diferencial autoblocante GKN bastante brusco y los neumáticos semi slick Toyo Proxes. Con todo esto, supongo que no te extrañará que, en su momento, fuera el automóvil de tracción delantera más rápido en Nürburgring.