Sete Gibernau se lesionó en la penultima carrera del año en Portugal. Ducati le reemplazó en Valencia con el recién proclamado campeón del mundo de WorldSBK, Troy Bayliss. El australiano volvió a lo grande a MotoGP y ganó su única carrera en la categoría.