Checa se pasó al WorldSBK en 2008, donde fue campeón en 2011. Como premio a sus buenos resultados allí, Ducati le recompensó a finales de 2010 sustituyendo a Kallio, que había sido despedido del equipo Pramac.