Bradl cambió MotoGP por WorldSBK en 2017. Actualmente cumple con las labores de probador de Honda y en pasado Gran Premio de Alemania se tuvo que subir a la moto del lesionado Morbidelli.